«Addio» del Hno. Bruno Lussiana

El Hermano Bruno Lussiana, nacido en Coazze (TO) el 06/mayo/1968, llegó a la Pequeña Casa de la Divina Providencia en 1992 como voluntario en busca profesional, después de los estudios técnicos y experiencia laboral en el campo de la ingeniería fue recibido en la congregación de los hermanos de San José Benito Cottolengo por el entonces General Superior. Hno. Mateo Frezzato.
El 25/abril/1993 comenzó el noviciado y el 25/abril/1995 ha hecho su primera profesión en la Congregación de los Hermanos Cottolenguinos. El 7/octubre/2000 definitivamente consagró su vida a Dios y a los demás, especialmente a los más necesitados, con la profesión perpetua.
Realizó el servicio de la caridad en los años de entrenamiento por primera vez en la Pequeña Casa en los departamentos de “La Dolorosa”, “buenos niños”, hospital, y los jóvenes, así como también en Biella y Mappano.
Adquiere los títulos Adest y OSS, son especialidades que en su mayoría responden para ejercerlas en favor de las personas mayores, personas con discapacidad y frágiles.
En 2001 la obediencia lo llevó a Tachina (Ecuador) El Hogar de los Ancianos en donde, los hermanos acogen y cuidan de cuarenta personas de edad avanzada, a menudo abandonados y muy pobre.
En 2007 llega a Manta, donde los Hermanos han abierto una segunda comunidad en tierras ecuatorianas y fundada desde el 2002, dedicada al cuidadod de las personas de edad con el nombre “Funteman” Fundación local.
Hno. Bruno fue dedicado a la asistencia directa a las personas hospitalizadas, llevando a cabo en la humildad, la sencillez y la disponibilidad de los servicios básicos, consciente de todo «lo que necesitan para ser recibido como una familia.»
En el año 2016 por sus condiciones de salud se le pidió un período de tratamiento en la Fundación Centro de Cottolengo en Manta gestionado por sor. Mary. Al final del año, después de un período de permanencia en Italia, Hno. Bruno volvió a Ecuador, y el cierre de la comunidad de Manta, a principios de 2017, se trasladó con Hno. René a Tachina (Esmeraldas) para que se complementen con el Hno. Mauricio y el Hno. Pedro.
La admisión al hospital de Portoviejo, como consecuencia del rápido empeoramiento de su estado físico, destaca el desenlace fatal de la enfermedad. Hno. Bruno falleció 25 de febrero de, 2017 en Portoviejo, en tierra ecuatoriana, donde pasó quizás el mejor de su experiencia como Religioso Cottolenguino. Estaban presentes para ayudar al superior general, el hermano Giuseppe Visconti, su hermana Silvia junto a su hermano Sergio recién llegados de Italia.
Paz en la tumba del Hno. Bruno Lussiana.

You May Also Like

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: