PRIMERAS ACTIVIDADES DEL NUNCIO APOSTÓLICO EN MANABÍ

ARQUIDIÓCESIS DE PORTOVIEJO

PASTORAL CON Y DESDE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Boletín de Prensa No. 39

Portoviejo, Diciembre  12 del 2017

La jornada del Nuncio Apostólico, Mons. Andrés Carrascosa Coso, en  Manabí,  empezó con el saludo a todo el personal que trabaja en  la Curia, el personal se encontraba rezando el primer día de la Novena de Navidad.

Inmediatamente Mons. Carrascosa recorrió la denominada Zona Cero de Portoviejo, especialmente el área de la Iglesia de la Merced; aquí fue recibido por los agentes de Pastoral y por el párroco Padre Manuel Cedeño. Visitó también El Sagrario, oró en él junto al pueblo que se encontraba en ese momento. Después fue invitado  a la residencia de las Hermanas Hijas de la Iglesia, custodias del Sagrario.

Del Sagrario pasó a visitar al Gobernador de Manabí, Ing. Fabricio Diaz, con quien compartió la alegría de que el Presidente Lenín Moreno sea recibido por el Papa Francisco el sábado 16 de diciembre. La visita del Señor Nuncio al Gobernador coincidió con el Gabinete Provincial, a quien el Nuncio dio la bendición y les manifestó que no venía a enseñar sino a conocer y a aprender de los manabitas.

Apertura de la Puerta principal de la Catedral

Previo al rezo del Oficio de Lecturas sobre la Dedicación de un Templo, el Señor Nuncio realizó la apertura de la Puerta principal de la catedral, cerrada desde el terremoto del 16 A. Sacerdotes, religiosos y comunidad en general se hizo presente para agradecer a Dios por la construcción de las torres, y a los benefactores como: Cooperación Fraterna Erzbistum München und Freising, Banco del Pichincha, Diócesis de Brooklin, por medio de la Conferencia Episcopal de EEUU, y  Ufficio Missionario di Torino.

Para reconstruir las torres se ha tenido que remover alrededor de 400 toneladas de material pétreo de cada torre, para sustituirlas por materiales de menos de 100 toneladas. Los trabajos duraron 16 meses y tuvieron un egreso de 1 millón 186 mil dólares.

Mons. Carrascosa manifestó que su visita a Manabí, una de las primeras visitas en el Ecuador, se debe a la cercanía que quiere expresar el Papa Francisco al pueblo que ha sufrido por el terremoto. “ Vengo a consolarlos con el consuelo de Dios. Vengo a confirmarlos en la fe”, manifestó el Prelado.

Monseñor Lorenzo agradeció al Papa Francisco por sostenernos con su oración y su Caridad.

Después del rezo, Mons. Lorenzo, brindó un almuerzo en la Residencia episcopal.

 

 

Saludo al personal de la Curia

 

Recorrido por la ex Zona Cero

 

Visita a la Iglesia de La Merced

 

Adoración en el Sagrario

 

Visita al Gobernador de Manabí, Ing. Fabricio Díaz

 

El Señor Nuncio junto a Monseñor Lorenzo, y Su Obispo Auxiliar, Mons. Castillo

 

Apertura de la Puerta principal de la Catedral

 

Apertura de la Puerta principal de la Catedral

 

Momento de Oración en  la Catedral

 

You May Also Like

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: